Según el estudio Deloitte Millenial Survey 2018, que hace la firma a nivel mundial anualmente, el 61% de la Generación Z y el 43% de los millenials consideran dejar su trabajo en los próximos dos años.

La encuesta revela datos y patrones sobre cómo están pensando los jóvenes sobre el trabajo, sus empleadores y sus motivaciones. Esta entrega recopila la opinión de 10,455 jóvenes en la categoría de millenials (nacidos entre enero del 1983 y diciembre de 1994) y de 1,844 jóvenes en el grupo de la Generación Z (nacidos entre enero de 1995 y diciembre del 1999).

Sobre la posibilidad de mantener un trabajo por más de cinco años, solo el 28% de los millenials lo conservarían por este tiempo, y solo un 12% de la Generación Z.

“El reporte toca diferentes aristas sobre la relación de los jóvenes con sus empleadores, como son los temas de la diversidad, oportunidades para los líderes, la lealtad, el empoderamiento, el desarrollo de la nueva economía digital, entre otros”, indica el economista Nassim José Alemany.

Resalta que “se espera una alta tasa de rotación laboral en los próximos años con los trabajadores más jóvenes. El 43% de los millenials piensa dejar su trabajo en los próximos dos años, y ese porcentaje sube a 61% para los de la generación Z. Menos de un tercio se visualiza con su mismo trabajo en los próximos cinco años”.

La mayoría de los encuestados considera el gig economy, hacer trabajos puntuales por un pago, en lugar de tener un trabajo a tiempo completo. De los nacidos entre 1983 a 1994, el 57% prefiere este modelo, y el 67% de los nacidos entre 1995 y 1999 también.

“Los jóvenes dicen que se moverían hacia ese esquema para generar mayores ingresos, trabajar las horas que quieran al día, tener un mejor balance de vida/trabajo y lograr una mayor independencia”, dijo el economista.

Destaca que “entre las cosas que me resultaron más interesantes y relevantes para la realidad local, hubo una caída importante en la cantidad de jóvenes que consideran que los líderes empresariales están comprometidos con ayudar a mejorar la sociedad. Tampoco están satisfechos con el manejo ético de las empresas”.

Añade que “las prioridades más importantes al momento de considerar un empleador son: el retorno financiero, una cultura positiva en el ambiente de trabajo y la flexibilidad de horario y espacio”.

“Muchos trabajadores jóvenes sienten que no están preparados para enfrentar la llamada Industria 4.0, y buscan empresas que les ayuden a desarrollar las herramientas necesarias para enfrentar los retos que se asoman”, asegura Alemany.

Un gran porcentaje de los millenials “creen que los líderes políticos (71%) y los líderes religiosos (52%) están teniendo un impacto negativo sobre ellos o sobre su entorno”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here