Admitió a los investigadores que el niño falleció asfixiado mientras ella sostenía relaciones sexuales con un hombre que no era su esposo

Por Edward Fernández

MONSEÑOR NOUEL.- La jueza de Atención Permanente del Palacio de Justicia de Monseñor Nouel, Rosa María Almonte, dictó tres meses de prisión a la mujer que denunció un secuestro de su bebé de cuatro meses y que luego confesó que este se había asfixiado mientras ella sostenía relaciones sexuales con un hombre que no era su esposo.

Patricia Santana, de 19 años deberá cumplir la medida de coerción en la cárcel Rafey de Santiago.

La Policía Nacional apresó a la joven el pasado miércoles en Bonao, provincia Monseñor Nouel, por la muerte de su hijo recién nacido.

Santana había denunciado en el cuartel de la Policía que dos jóvenes se robaron a su niño de cuatro meses de nacido y que pretendían vender la criatura al demonio.

A causa de la investigación policial, la joven cambió su versión de los hechos y confesó que el menor había fallecido mientras ella sostenía relaciones sexuales con un hombre no identificado, dijo la institución en una nota de prensa.

La madre detalló que arrojó el cuerpo del menor en una zona boscosa próximo a su vivienda debido a que no sabía qué hacer con el cadáver. El médico legista actuante certificó que el infante falleció a causa de asfixia.

El hombre con quien supuestamente la joven sostenía relaciones sexuales, fue detenido, sin embargo, aún no se le conoce medida de coerción.