Alrededor de 195.000 pasajeros se han visto afectados este lunes por la huelga de dos días que secundan los pilotos de la aerolínea British Airways (BA) en demanda de una mejora de sus condiciones salariales.

Según informó la compañía, más de 1.700 vuelos -prácticamente la totalidad de los programados- han sido cancelados entre la jornada de hoy y la de este martes, incluidos todos los desplazamientos previstos a España y Latinoamérica, según confirmó BA a Efe.

De acuerdo con las últimas cifras, hasta el 90 % de los 4.300 pilotos de BA respaldan la acción.

“Desafortunadamente, sin detalles de Balpa sobre qué pilotos harían huelga, no teníamos forma de predecir cuántos vendrían a trabajar o qué aeronaves estarían calificadas para volar, por lo que no tuvimos más opción que cancelar casi el 100 por cien de nuestros vuelos”, señaló BA en un comunicado.

Aunque la empresa y el sindicato de pilotos Balpa han indicado que están dispuestos a iniciar nuevas conversaciones para tratar de llegar a un acuerdo, por el momento no hay signos de que se vayan a interrumpir los paros.

La aerolínea, que opera una media de 850 vuelos diarios en los que transporta a unos 145.000 personas, ha ofrecido a los pasajeros un reembolso de sus billetes o la alternativa de volar en otra fecha o con otra compañía aérea.

El aeropuerto de Heathrow, en Londres, es el más afectado al tratarse de la mayor base de operaciones de BA, aunque la actividad de Cityflyer (la filial de BA que opera vuelos domésticos y europeos desde London City Airport) no se ha visto alterada.

La situación en Heathrow fue de inusual calma, ya que apenas había actividad, debido a que los pasajeros afectados siguieron el consejo de no presentarse en las instalaciones.

Según señaló el secretario general de Balpa, Brian Strutton, en declaraciones a los medios, sus afiliados “están determinados a ser escuchados”, ya que han hecho una petición “justa” sobre sus sueldos.

El sindicato destacó que cada día de huelga le cuesta a la compañía 40 millones de libras (44 millones de euros), mientras que hacer frente a sus peticiones y resolver la disputa resultaría en 5 millones de libras (5,6 millones de euros).

En julio, los trabajadores rechazaron un aumento de sueldo del 11,5 % durante los próximos tres años aduciendo que no era suficiente y recordando que con anterioridad los pilotos aceptaron sueldos más bajos durante una época complicada para la empresa.

“Previamente aceptaron grandes recortes salariales para ayudar a la compañía en tiempos difíciles. Ahora BA está obteniendo miles de millones de libras de ganancias, sus pilotos hacen una petición justa, razonable y asequible entre pago y beneficios”, dijo Strutton, quien añadió que están dispuestos a reanudar conversaciones.