Los jueces del Tribunal Colegiado de la provincia Hermanas Mirabal sentenciaron a 30 años de prisión a un hombre supuestamente hallado culpable de cometer los delitos de asesinato, asociación de malhechores y por porte y tenencia ilegal de arma de fuego.

La sentencia a la pena máxima fue impuesta a Braimy Neftaly Liriano García, alias Braimi el Vende Agua, acusado por la muerte de la señora Beatriz Polanco, en un hecho ocurrido en el populoso sector El Matadero del municipio de Salcedo.

Según el expediente acusatorio, el hoy condenado se presentó a la residencia de la víctima para cometer la acción delictiva junto a los nombrados Junior Manuel Hidalgo Rosario, alias Junior el Conejo; José Rafael Rodríguez, alias Piruli; Jhon Nelson Guzmán Núñez, y Julio César Pérez Hernández, alias El Flaco Mocano, quienes cumplen medidas de coerción en distintas cárceles, así como otros hombres identificados como “Cuchito”, “Neno” y Carlitos, alias “Potota”, quienes  se encuentran prófugos.

Indica que una vez en la residencia de la víctima Beatriz Polanco, armados con armas de fuego de diferentes calibres, les hicieron varios disparos que le ocasionaron múltiples heridas por proyectiles que le produjeron la muerte, durante un incidente en el que también resultó herida la señora Edith Josefina Núñez Pantaleón.

El MP hizo constar en la acusación que el grupo pertenece a una peligrosa estructura criminal dedicada al sicariato y a otros delitos en la provincia Hermanas Mirabal y gran parte de la región del Cibao.

 Liriano García deberá cumplir la sentencia en la cárcel pública de San Francisco de Macorís, en la provincia Duarte.