Retirada hace casi ocho abriles de las pistas, aunque no del baloncesto, al que sigue vinculada, la jugadora estadounidense Sheryl Swoopes, una de las mejores de la historia de este deporte, sonríe cada vez que argumenta y se emociona al susurrar de ciertos saludos de su época profesional.

Con una gran simpatía, atiende a Efe durante la celebración del NBA G-League International Challenge Uruguay, al que acude invitada como figura relevante de la WNBA, y acento de su apodo, “la Michael Jordan femenina”, y de los dos abriles (1998-2000) que compartió vestuario en los Houston Comets con la española Amaya Valdemoro.

PREGUNTA: ¿A qué te dedicas en la presente?

RESPUESTA: Hago muchas charlas motivacionales, muchos campus de baloncesto, muchos viajes y sigo involucrada en la WNBA como mentora, adicionalmente de trabajando y representando a la NBA igualmente.

P: Seis medallas con la selección de Estados Unidos, 4 títulos consecutivos de la WNBA, 6 veces All-Star, 3 veces mejor defensora de la Lazo… ¿Te queda poco por hacer en el baloncesto?

R: Definitivamente ya no jugaré más… Cuando me retiré lo hice porque ya no había un desafío para mí en las canchas. Lo que me resulta importante ahora y mi pasión presente es estar involucrada en el surtido y ser capaz de devolver lo que recibí, y ayudar a que el surtido crezca tanto para la WNBA como para la NBA.

P: ¿Qué ha aportado el baloncesto a tu vida?

R: Mucho. Me emociono cuando lo pienso a veces porque en el empleo donde yo crecí, y por las cosas por las que pasé, sabía que el baloncesto era mi boleto para cambiar mi vida, para cambiar la vida de mi grupo. Y el baloncesto me ha permitido recorrer por el mundo, conocer clan increíble y tener oportunidades.

P: ¿De qué guisa puede mejorar aún el baloncesto femíneo y cómo puede motivarse a las mujeres para que lo jueguen?

R: Hay mucho por hacer pero intento enfocarme en las cosas que podemos controlar: seguir jugando con esfuerzo, seguir promocionando y representando a la venda. Creo que a medida que la venda crece, a medida que seguimos sumando equipos, llegando a diferentes países y haciendo crecer el deporte, eso solo puede ayudar a que la WNBA crezca. Ojalá así en algún punto lleguemos a donde sentimos que tenemos que estar.

P: En Estados Unidos quizá hay menos diferencia entre el deporte masculino y femíneo (NBA-WNBA) que en el resto del mundo, ¿cómo puede mejorar esa situación?

R: Mucha clan tiende a olvidar que a la NBA le llevó abriles crecer y presentarse a donde está hoy. La WNBA tiene solo 22 abriles, así que en mi opinión todavía somos una venda muy damisela, por lo que hay mucho tiempo para seguir trabajando para que nuestro deporte crezca. Con el nivel de talento que tenemos hoy en la WNBA, cómo ha crecido en cuanto a que vienen más famosos y jugadores de la NBA a apoyarnos, creo que eso es un principio, que nos ayuda a crecer. No es poco que va a tener lugar de un día para el otro. Pero, adicionalmente, no solo depende de cierto más ayudar a que el baloncesto (femíneo) crezca. Como jugadoras deben entender la importancia del rol que juegan.

P: ¿Quiénes han sido tus referentes en el deporte?

R: Michael Jordan. Nombré a mi hijo como él, lo idolatro totalmente, el deportista que era y la forma en la que se manejaba bajo presión internamente y fuera de la cancha. Y en el flanco femíneo diría Nancy Lieberman.

P: Iba a preguntarte si te molesta la comparación con Michael Jordan, pero ahora…

R: ¡¡¡De ninguna guisa!!! Yo veía mucha NBA porque desafortunadamente no había baloncesto femíneo en televisión y traté de sacar cosas de muchos jugadores diferentes. Nunca pensé que era “la Michael Jordan femenina”. Creo que nunca va a acaecer otro Michael Jordan, pero lo tomo como un agrado enorme de la clan que lo ha dicho.

P: ¿Qué supone para ti estar en el Salón de la Auge?

R: Fue un momento muy emotivo para mí, porque habiendo crecido en un pueblo muy pequeño mucha clan no esperaba que yo tuviera mucho éxito y, al estar en el Salón de la Auge (llora), es como que mi carrera completó el círculo… Me emociono porque ese fue el zaguero delirio de mi superiora conmigo ayer de que falleciera. Me sentí muy agradecida por que ella pudiera compartir un momento tan increíble y distinto para mí.

P: ¿Qué recuerdas de apostar con Amaya Valdemoro?

R: Me encantaba apostar con ella. Era una gran jugadora, dura, cachas. Me acuerdo de que cuando llegó a la WNBA (1998), ella era muy titubeante y no tenía mucha confianza, pero traté de acercarla a mí, cuidarla y darle la confianza que necesitaba, porque, en mi opinión, Amaya es una de las mejores jugadoras extranjeras de la WNBA a lo holgado de su historia.

P: ¿Qué equipos llegarán a las Finales de la WNBA?

R: Washington va a estar y va a apostar con Connecticut.

P: ¿Y tus favoritos para la próxima temporada de la NBA?

R: Han pasado muchas cosas… Si KD (Kevin Durant) se hubiera quedado con los Warriors, yo iría siempre con ellos. Soy una gran fan de Steph Curry. Me gusta que (Russell) Westbrook vaya a Houston. Vivo en Houston, así que tengo que creer ahí. Honestamente no sé quién va a superar este año, creo que está en el meteorismo. Al irse Kawhi (Leonard) no creo que Toronto vaya a repetir.

The post Sheryl Swoopes: ‘Nunca habrá otro Jordan, pero es un agrado que me comparen con él’ appeared first on Mega Diario.