Cuando un feto presenta una patología que pone en peligro su vida y debe ser intervenido urgentemente en el vientre de la madre, el cirujano fetal se enfrenta a un gran reto. Se debe decidir de manera muy precisa por donde entrará al útero y, una vez dentro, tiene pocas referencias para moverse con seguridad.

Cada embarazada tiene la placenta ubicada en un lugar diferente, sus vasos sanguíneos nunca son iguales y su conexión con el feto y el cordón umbilical también varía de un embarazo a otro. Además, el feto se encuentra también en posiciones diferentes en cada caso y flotando en el líquido amniótico. Es más, está rodeado de membranas muy delicadas que solo se pueden perforar una vez para no perder el embarazo.

Hasta el momento, el cirujano solo disponía de la ecografía para guiar la entrada y el movimiento de los utensilios quirúrgicos hasta el feto. Ahora, cuenta SINC, un equipo de profesionales de BCNatal, consorcio del Hospital Sant Joan de Déu y el Hospital Clínico, ha desarrollado –junto al equipo de Miguel Ángel González Ballester, profesor de investigación ICREA en la Universidad Pompeu Fabra (UPF)– un sistema de planificación y navegación quirúrgica tridimensional para cirugía fetal.

Este método, pionero en todo el mundo, presenta numerosas ventajas: ofrece al cirujano más precisión, acorta la duración de la intervención y en un futuro, mejorará los resultados al hacer más accesible la cirugía fetal. El sistema permite hacer una reconstrucción virtual de la placenta de la embarazada a partir de una resonáncia y de una ecografía.

Con este mapa 3D de la placenta, antes de la intervención, el cirujano fetal dispone de una visión mucho más precisa sobre la situación de la placenta y el cordón umbilical, y ha podido analizar cuál es el mejor punto de entrada a la placenta para acceder al feto.

Una vez en el quirófano, el cirujano utiliza un endoscopio de 3 mm, especialmente diseñado para cirugía fetal. La visión de las fetoscopia (endoscopias fetales) es muy limitada y por ello se hace necesario un guiado continuo sobre su posición dentro del útero.

Tecnología 3D para una cirugía más segura

Hasta ahora esto se hacía con ecografía, pero el nuevo sistema permite disponer de una navegación 3D adicional que da información que hasta ahora no se podía tener. El endoscopio lleva incorporado un sensor en el extremo que se detecta por antenas externas y, a partir de complejos algoritmos y fórmulas matemáticas, permite sincronizar la reconstrucción virtual de la placenta con los movimientos reales de los instrumentos quirúrgicos.

Se trata de un avance importante, realizado por primera vez en el mundo en cirugía fetal, y que ilustra cómo las nuevas tecnologías serán fundamentales para conseguir cirugías más seguras, con sistemas que asistirán a la cirugía continuamente para reducir al máximo los riesgos.

“El nuevo GPS quirúrgico ayuda al cirujano a guiarse en el quirófano y también a identificar el mejor punto de entrada, la situación exacta del inicio de los cordones umbilicales y los vasos sanguíneos de la placenta, para que se pueda completar la cirugía con más facilidad y probabilidad de éxito”, explica a SINC Miguel Ángel González Ballester, coordinador del proyecto en la UPF.

En 2019, BCNatal ha llevado a cabo un total de 20 cirugías fetales con este nuevo sistema. Los resultados de las innovaciones tecnológicas han sido aceptados en diversas revistas científicas internacionales de bioingeniería. La innovación clínica fue presentada en el congreso mundial de medicina fetal en junio de este año y la primera serie está en preparación para publicación.

La entrada Un nuevo GPS quirúrgico hace la cirugía fetal más precisa, breve y eficaz se publicó primero en Mega Diario.