El proyecto garantiza un protocolo de vacunación nacional.

SANTO DOMINGO.- La Cámara de Diputados aprobó en la tarde de ayer y en primera lectura la Ley Nacional de Vacunas, la cual tiene por objeto garantizar la protección adecuada de la población contra enfermedades prevenibles por vacunación.

Los legisladores hicieron constar que la inoculación contra las enfermedades no será obligatoria, pero que la misma se constituye en una responsabilidad ciudadana y del Estado dominicano.

El diputado Diómedes Rojas afirmó que durante muchos años la ciencia ha buscado la forma de que las personas no mueran a causa de procesos virales, tal como ha sucedido con la viruela, pero dijo que la Ley de Vacunas no establece apresamiento a quien no se vacune.

La también diputada María Fernández declaró que al llevar a los niños al pediatra, no se pregunta de qué laboratorio son las vacunas que se les pondrá.

“Hay niños muertos porque no le pusieron las vacunas a tiempo, es un deber de nosotros crear conciencia de la necesidad de la vacuna”, dijo.

El artículo 21 de la iniciativa contempla la elaboración de una tarjeta de vacunación que funcionará como documento público para fines de registro.

Evitar antecedente

— Responsabilidad
El proyecto también plantea responsabilidades a padres y tutores para que tanto niños como adolescentes tengan acceso oportuno al derecho de ser vacunados y evitar casos como los de la difteria.

— publicidad —