Hugo López Morrobel

El retiro de Australia del Repechaje Olímpico de Béisbol ofrece mejores oportunidades a los tres países que estarán accionando en México del 22 al 26 de este mes, con miras a lograr el puesto para asistir a los Juegos Olímpicos de Tokio, Japón.

Para muchos, Australia no representaba un hueso duro de roer, pero están equivocados, porque ese país se nutre de muchos peloteros con amplia experiencia en Grandes Ligas.

Asimismo, muy pocos asimilan cómo República Dominicana, con un alto por ciento de jugadores militando en Grandes Ligas, es decir, la segunda potencia detrás de Estados Unidos, ha tenido tan malas participaciones en las competencias internacionales.

La selección nacional realizó un buen trabajo en la primera etapa que se realizó en La Florida de la clasificación, con apenas una derrota ante los estadounidenses, pero para este Repechaje, que inicia el 22 de este mes, también debe ejecutar un excelente trabajo de preparación, en especial del cuerpo de lanzadores.

De acuerdo a informes proporcionados por el Programa de Béisbol Olímpico, varios jugadores ofensivos de primer orden, como Juan Francisco, Melkys Cabrera y Jairo Asencio se encuentran en el país, situación que podría afectar la cohesión de la selección.

Tanto Venezuela como los Países Bajos, los dos oponentes en esta última etapa, no son una “majuilita”, como creen algunos, por lo que un descuido o la creencia casi generalizada de que vamos fácil, nos podría costar muy caro.

Los que tienen la directriz de este importante proyecto, todos con vasta experiencia y conocimientos, deben estar muy claros, de que el país no está preparado para sufrir de nuevo otra gran decepción de su selección de béisbol.

— publicidad —