Giannis Antetokounmpo muestra orgulloso el trofeo de JMV.

Milwaukee, EE.UU.- El griego Giannis Antetokounmpo, el héroe de los Bucks para proclamarse campeones de la NBA, se mostró orgulloso tras conseguir el anillo y aseguró que de niño nunca se imaginó que llegaría hasta la cima del baloncesto mundial.

“Empecé a jugar a básket para ayudar a mi familia. Intenté ayudarles a salir de problemas y desafíos que afrontábamos cuando éramos niños”, dijo .

“Pero nunca pensé que estaría aquí con el trofeo de la NBA y el premio del MVP de las Finales. Ha sido un largo viaje”, añadió.

Antetokounmpo firmó una noche histórica, con 50 puntos y 14 rebotes, que le dio a los Bucks la victoria decisiva frente a los Phoenix Suns (105-98) para proclamarse campeones de la NBA (4-2). Antetokounmpo fue elegido MVP de las Finales tras una asombrosa serie en la que dominó ambos lados de la cancha y promedió 35,2 puntos, 13,2 rebotes y 5 asistencias por encuentro.

Con una sonrisa que casi no le cabía en la cara y sin despegarse de los dos trofeos, Gianni recordó sus orígenes y a quienes le ayudan.

“Represento a mis dos países- Nigeria (por el origen de su familia) y Grecia (por donde nació)”, explicó. “Sé que soy un modelo a seguir. Esto debe hacer que cada persona, cada niño, cualquiera en todo el mundo, crea en sus sueños (…). No dejes que nadie te diga lo que debes hacer o no. La gente me decía que no podía meter los tiros libres. Hoy los metí y ahora soy un maldito campeón”, bromeó.

— publicidad —