El primer ministro Ariel Henry se comprometió a hacer elecciones libres y creíbles en Haití.

Washington.- El representante interino de Haití ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Bocchit Edmond, aseguró ayer que el Gobierno del nuevo primer ministro de su país, Ariel Henry, tiene como “tarea principal” emprender consultas con miras a celebrar elecciones “lo antes posible este año”.

Edmond hizo el anuncio durante una sesión virtual del organismo interamericano, con sede en Washington, al que informó sobre la situación en la nación caribeña tras el magnicidio, en la madrugada del pasado 7 de julio, del presidente haitiano, Jovenel Moïse.

El delegado diplomático puntualizó que el objetivo es garantizar la realización de unas “elecciones inclusivas, libres, democráticas y transparentes”, que permitan dotar al país de autoridades elegidas para el poder Ejecutivo, el Parlamento y “todos los cargos previstos por la Constitución”.

“El Gobierno de la República se compromete a trabajar sin desvelos para hacer realidad la voluntad última del presidente de la República”, agregó Edmond, sobre la que calificó como “principal prioridad” del asesinado gobernante.

Misa por Moise

En tanto, la primera dama Martine, acompañada de sus hijos, asistió ayer una misa en los jardines del Panteón Nacional, donde el Gobierno instaló un memorial en honor a Moise.

Entre los asistentes a la ceremonia se encontraba el expresidente Michel Martelly, antecesor y correligionario de Moise, entre otros políticos que acudieron a presentar sus condolencias. Está previsto que mañana se celebre la misa en honor a Moise en la catedral de Cap-Haitien, la ciudad más importante del norte del país.

— Promesa
El primer ministro Ariel Henry planteó que no podrá resolver todos los problemas de Haití, pero prometió centrarse en crear las condiciones para la organización de las elecciones nacionales, y que eso es innegociable.

— publicidad —